Compartir

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró este domingo que el triunfo de la morenista Claudia Sheinbaum en las elecciones presidenciales del pasado 2 de junio por una mayoría equivalente al 59% de los electores, “no puede entenderse como un cheque en blanco, y mucho menos debe ser asumido como una justificación para avasallar a las minorías”.

En un artículo titulado “¿Qué sigue para México? Cohesión y futuro”, publicado en su página web, la organización patronal señaló que “en un país que goza de una democracia electoral con 30 años de avances paulatinos, no puede ni debe haber cabida a una regresión”.

Por lo tanto, considero como “indispensable” la generación de consensos entre los grupos mayoritarios y las minorías, “en aras de la consolidación de acuerdos democráticos”.

La reforma planteada al Poder Judicial y la celeridad con la que pretende discutirse, puede minar de forma irreparable la confianza para invertir en México, pues se advierte como una iniciativa que restaría independencia a ese poder y debilitaría al Estado de derecho. Ningún país miembro de la OCDE tiene, por ejemplo, un esquema de elección popular de jueces, magistrados y ministros”, señala.

El organismo considera que ha pasado muy poco tiempo desde la reforma judicial de 2021 para que ésta haya podido consolidarse por lo que “más que pensar en reducir la independencia del Poder Judicial, se debe optar por materializar y mejorar la reforma referida, para que dé los resultados esperados”.

“La reforma constitucional de 2021 coincide en buena medida con la iniciativa de reforma presentada el pasado 5 de febrero de 2024, en el sentido que se busca que todas las personas tengan acceso pleno a la justicia y se erradique cualquier práctica de corrupción sancionando a los responsables”.

La Coparmex recordó que el proceso electoral aún no termina y que tanto el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación como los tribunales locales deberán resolver las impugnaciones presentadas y que el Instituto Nacional Electoral tendrá que determinar la composición definitiva del Congreso.

“Sin embargo lo que es un hecho, es que con independencia de los resultados en las urnas y su judicialización en los tribunales, debe quedar atrás la polarización política y la confrontación entre mexicanos”, plantea.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *