En su reporte de la primera mitad del año, enviado a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, la empresa resaltó que, a partir de las inversiones para rehabilitar el Sistema Nacional de Refinación (SNR) y la incorporación de Deer Park, se logró revertir la tendencia decreciente en el proceso de crudo y lograr un crecimiento muy importante, ya que registra un crecimiento de 80 por ciento en lo que va de la administración.

Resaltó que, junto con el aporte de Deer Park, el incremento logrado también se explica por un mejor desempeño operativo en el SNR; entre mayo y junio de este año, las refinerías de Salina Cruz, Tula y Minatitlán registraron niveles de proceso de crudo de 193 mil y 175 mil 128 mil barriles al día, respectivamente.

Según la información de Pemex, las refinerías que registran una utilización de su infraestructura por encima del promedio del sistema son Salina Cruz y Tula, que registraron utilizaciones de 58.4 y 55.6 por ciento, respectivamente.

Además, con el programa de rehabilitaciones del Sistema Nacional de Refinación, en el primer semestre del año concluyó con reparaciones en 23 plantas de proceso, 19 que corresponden al programa 2023 y cuatro de programas de años anteriores.

Al respecto indicó que la mayor capacidad y eficiencia de proceso en las refinerías de Pemex impulsó la producción de combustibles para el transporte, que se incrementó 89 por ciento en lo que va de la administración, al pasar de 359 mil barriles en 2018, a 677 mil barriles en los primeros seis meses de este año.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *