México acatará la resolución del panel conformado para dirimir las diferencias con Estados Unidos en torno al consumo humano de maíz amarillo, para lo cual propondrá conformar un grupo bilateral de expertos que determine si es dañino para la salud, porque para el gobierno mexicano, se trata de grano transgénico, que no es recomendable para la población, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nosotros no vamos a permitir que se utilice maíz transgénico para la alimentación del pueblo de México, primero la salud”, afirmó durante su conferencia. Celebró la existencia de este mecanismo para solucionar las controversias y destacó la importancia que Estados Unidos haya determinado acudir a esta instancia para discutir sobre el impacto del maíz amarillo en la salud, porque es algo que beneficiará no sólo a México, sino también a la población estadunidense e incluso de todo el mundo.

Alertó que un factor central en este diferendo bilateral es el interés de las grandes corporaciones de Estados Unidos que tienen mucha influencia en el gobierno y en el Congreso de ese país porque son financiadores de las campañas políticas.

“Llegan a promover y a impulsar a científicos que se convierten en premios Nobel. Las investigaciones que hacen muchas veces están avaladas por premios Nobel, porque son apoyados, financiados, por estos grupos (…) son como sus empleados, más al servicio de ellos que del pueblo, que de los ciudadanos. Es toda una distorsión.”

El mandatario afirmó que esta bien que se impugne el decreto para no utilizar ese maíz en el consumo humano, porque esto nos va a permitir en el panel presentar pruebas y hacer propuestas.

–¿México entregó información científica a Estados Unidos?, porque ese es uno de los reclamos.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *