Un juez de Control abrió un proceso penal en contra de cuatro militares del Ejército Mexicano imputados por el delito de homicidio calificado, por su presunta responsabilidad en el asesinato de cinco  civiles desarmados en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el pasado 26 de febrero.

En audiencia pública celebrada en el Centro de Justicia Penal Federal de Reynosa, Tamaulipas, el juez especializado en el sistema acusatorio, Eduardo Javier Sáenz Torres, también dictó auto de vinculación a proceso en contra de los cuatro militares por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de los dos sobrevivientes.

De acuerdo con la causa penal 46/2023, el día de los hechos cuatro elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dispararon contra un grupo de siete civiles desarmados que se desplazaban en una camioneta, argumentando que habían oído un estruendo similar al que producen las armas de fuego.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *