La relación peso/dólar sigue fuerte. Pese a que el peso mexicano presentó una depreciación este lunes de 0.18 por ciento frente al dólar, equivalente a 3.37 centavos, para cerrar en 18.3969 unidades por dólar spot, se mantiene cerca de su mejor nivel desde el 2018.

Lo anterior, debido a que se está viendo beneficiado, entre otras cosas, por la especulación de que el diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos pueda seguir ampliándose, destacan analistas de CIBanco.

Y es que el alto diferencial entre las tasas ronda los 6.5 puntos porcentuales, lo que le representa a los inversionistas sentirse cómodos en pesos con altos retornos.

Con un escaso volumen por el feriado en Estados Unidos, el tipo de cambio operó entre un máximo de 18.4300 unidades y un mínimo de 18.3680 unidades, según datos del Banco de México (BdeM).

Las referencias económicas fueron escasas. Aunque mañana martes se publican los PMI manufactureros y servicios en Europa y Estados Unidos; el miércoles, las minutas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) y el Banco de México al día siguiente; el jueves, el dato de inflación de la Eurozona y la revisión del PIB de Estados Unidos del cuarto trimestre de 2022 y el viernes, el gasto de consumo personal de Estados Unidos.

El índice del dólar, el DXY, que mide el comportamiento de la divisa estadunidense frente a una canasta de seis monedas internacionales, se mostró errático durante la jornada, con un avance de 0.01 por ciento, a 103.790 unidades.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *