El juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Alexandre de Moraes, apartó de su cargo al gobernador del Distrito Federal de Brasilia, Ibaneis Rocha, por 90 días, tras el asalto de este domingo de miles de radicales bolsonaristas a las sedes de los tres poderes para intentar derrocar al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

El magistrado también ordenó a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado actuar para liberar cualquier tipo de vía o edificio publico ocupado por partidarios del expresidente Jair Bolsonaro en todo el país.

El juez, que atendió una petición de aliados de Lula, indicó que “la escalada violenta” contra la sede de los tres poderes “solo podía ocurrir con la anuencia, y hasta la participación efectiva” de las autoridades competentes por la seguridad pública e inteligencia.

Señaló que las pruebas que apuntan contra el gobernador son que los delincuentes fueron escoltados por las fuerzas de seguridad hasta la escena del crimen, que la Policía no mostró resistencia dada la gravedad de la situación, y que parte del personal desplegado no cumplió las normas propias del cuerpo.

Moraes se refirió a que algunos agentes se grabaron, en lo que parecería un tono de broma, presenciando los actos delictivos. A esto, el juez agrega que el secretario de seguridad, Anderson Torres, no debió ser relevado de su cargo en momentos en los que todavía se desarrollaba el asalto.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *