México, Estados Unidos y Canadá expresaron su condena a los ataques del 8 de enero contra la democracia brasileña y el traspaso pacífico del poder.

En un comunicado conjunto manifestaron su apoyo a Brasil «en la salvaguarda de sus instituciones democráticas. Nuestros gobiernos apoyan la libre voluntad de las personas de Brasil».

Agregaron que esperan «con interés poder trabajar con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva para cumplir con nuestros países, el hemisferio occidental y el resto del mundo».

En tanto, durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que la solidaridad al presidente Lula por el ataque de bolsonaristas contra las principales instituciones de ese país, no sólo provenga de los países de América Latina y el Caribe, sino también de Estados Unidos y Canadá.

Mencionó que ayer por la noche con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no hubo necesidad de tocar el tema de Brasil, pues ya se había pronunciado. “Lo hicieron todos los países del mundo, el rechazo a la actitud irresponsable, a favor del presidente Lula. Y coincidimos. El presidente Lula fue electo democráticamente, lo apoyan las fuerzas progresistas de Brasil, México, el Continente Americano”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *