El presidente Andrés Manuel López Obrador condenó ayer las “medidas arbitrarias” aplicadas por el gobierno de Perú al expulsar al embajador mexicano Pablo Monroy, pero advirtió que México no procederá de la misma manera y no romperá relaciones, entre otros fines para mantener abierta la embajada y así proteger a los mexicanos que radican en ese país.

En su conferencia del miércoles, señaló que la nación andina enfrenta una “tremenda crisis” y condenó la medida represiva de sacar al ejército a las calles para controlar las protestas contra la destitución de Pedro Castillo como presidente.

“Un gobierno muy cuestionado en su conjunto por su proceder, sobre todo por optar por la represión y no buscar al conflicto una salida mediante el diálogo y con el método democrático de convocar a elecciones”, opinó el mandatario.

–¿Podría el Presidente de México ya no decir nada para que en Perú sientan que podría mejorar la relación? –se le preguntó.

–Ya estamos como los que quieren que no haya mañaneras. El caso de Perú es muy lamentable. Es un país con un pueblo hermano que, desde hace muchos años, cuando menos seis, han contado con cinco presidentes. Imagínense esta situación. Se debe fundamentalmente a intereses de un grupo que domina y que no permite que el pueblo peruano participe en la vida pública y ejerza sus derechos para que haya una auténtica democracia.

López Obrador hizo una larga exposición del conflicto. Acusó a la oligarquía local de impedir que gobernara un presidente emanado de un movimiento popular. Al mes y medio que inició su gobierno se presentó la primera de las tres solicitudes de juicio político en su contra, la última de las cuales –que desató la coyuntura actual– se le fundamentó en su presunta “incapacidad moral para gobernar: aunque parezca increíble, existe ese concepto para su destitución”.

Explicó que en México sabemos distinguir muy bien lo que es el pueblo de Perú, que es un pueblo hermano, y la actitud de la llamada clase política de los grupos de poder, que son los que han mantenido la crisis en ese país.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *