En el último día del periodo legislativo de este 2022, el presidente López Obrador presentó una iniciativa para reformar la Ley de Aviación que permitiría abrir el espacio aéreo mexicano para aerolíneas extranjeras y que estas puedan operar desde cualquier lugar del mundo a México utilizando las rutas de las empresas locales.

La iniciativa causó revuelo entre la comunidad aérea, que desaprobó y mostró su descontento ante la propuesta.

Los pilotos de ASPA (Asociación Sindical de Pilotos Aviadores) publicaron un comunicado en el que expresaron su preocupación por la iniciativa de reforma, a la que señalan de querer legalizar una práctica aérea llamada “cabotaje”.

“A pesar de que está prohibida en prácticamente todo el mundo, el gobierno mexicano busca autorizarla con la idea errónea de que las empresas extranjeras incentivaran la competencia; por el contrario, el cabotaje abre la puerta para que esas aerolíneas extranjeras perjudiquen a la aviación mexicana pues tomarán las rutas rentables, no las que el gobierno les ofrezca y, con menos rutas mexicanas, menos trabajo para los mexicanos”, se lee en el comunicado.Una segunda reforma a la Ley de Aviación Civil, busca adoptar a la Agencia Federal de Aviación Civil de facultades para expedir disposiciones técnico administrativas, de operación, construcción y certificación de puertos y aeródromos. Con ello, se busca recuperar la categoría uno de seguridad aérea.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *