Tras la aprobación en el Congreso de la Unión de la propuesta de reforma de leyes secundarias en materia electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la reforma es un avance importante, y si se hubiera recurrido a las formas de negociación del pasado, en las que se contemplaban repartidos a todos los partidos, hubiera avanzado la reforma constitucional “hasta con aplausos”. Indicó que en una democracia no hay nadie “intocable”.

En su conferencia de prensa matutina, expuso que con el ajuste avalado en esta materia, “no hay absolutamente nada que altere los procedimientos legales”.

Apuntó que tras su aprobación, “empiezan a decir: ‘pero le falta esto, o está mal porque viola un principio constitucional’. Nosotros somos respetuosos del Estado de derecho. Si fuésemos como ellos, nos hubiesen aprobado la reforma Constitucional, era cosa de hacer lo mismo que hacían ellos, negociar entre comillas, porque la política es negociación, pero la negociación para ellos es entregar moches”.

Insistió que con Agustín Carstens como secretario de Hacienda se aprobó el presupuesto por unanimidad gracias a repartos. “Si hubiésemos seguido con eso, hasta con unanimidad y aplausos, pero no, eso se terminó. Y en todo caso, va la Ley al Poder Judicial, lo que antes no pasaba”.

Insistió que será el Poder Judicial el que decida si la ley es constitucional. “¿Y nosotros dominamos el Poder Judicial como era antes?, no, cuándo se había visto esto”.

Sobre la postura de los partidos de oposición, y de los integrantes del INE, aseveró que saben que la mayoría del pueblo está a favor, ya que “ellos mismos hicieron encuestas”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *