La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) incrementó las perspectivas de crecimiento para México tanto este como el siguiente año, dada la recuperación que han tenido los servicios y la parcial normalización de las cadenas de suministro que fueron interrumpidas con la pandemia. Sin embargo, advirtió que “la inflación puede ser más alta durante más tiempo”, lo que afectará el poder adquisitivo de la población más vulnerable.

“México es de los países donde el crecimiento ha venido sorprendiendo al alza”, explicó Alberto González Pandiella, jefe de división interino en la OCDE, durante la presentación del informe Perspectivas Económicas. Un día antes, la misma organización reportó que entre sus miembros, el país latinoamericano tuvo el mejor dato de expansión del tercer trimestre de 2022, de 1.8 por ciento, mientras la media fue de 0.4 por ciento.

La organización incrementó de 2.1 a 2.5 por ciento el estimado de crecimiento para 2022 –por arriba de lo previsto por otros organismos internacionales, incluso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que mantiene una previsión de 2.4 por ciento–, y para 2023 también la revisó de 1.5 a 1.6 por ciento, la mitad del 3 por ciento proyectado por el gobierno mexicano.

La OCDE detalló que tanto en el sector interno como en el externo persisten los riesgos. “El consumo se verá respaldado por la mejora gradual del mercado laboral, pero atenuado por la alta inflación. Las exportaciones seguirán beneficiándose de la alta integración en las cadenas globales de valor, pero su dinamismo se verá mitigado por la desaceleración en Estados Unidos”, explicó.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *