Rusia entró oficialmente en recesión tras una caída de 4 por ciento de su PIB en el tercer trimestre de este año, según una primera evaluación de la agencia de estadísticas rusa Rostat publicada este miércoles.

El retroceso del PIB entre julio y septiembre, que siguió una tendencia parecida a la del segundo trimestre (-4.1 por ciento), reflejó el impacto de las sanciones occidentales contra Rusia, aplicadas tras la intervención militar del ejército ruso en Ucrania.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *