El ministro ruso de Defensa ordenó el miércoles a sus tropas retirarse de la ciudad ucrania de Jersón (sur), ante una vasta contraofensiva ucrania.

«Proceda a retirar a los soldados», dijo en la televisión el ministro, Serguéi Shoigu, al general Serguéi Surovikin, comandante de las operaciones rusas en Ucrania, quien admitió que la decisión de replegarse a la margen derecha del rio Dniéper no era «nada fácil».

«Las maniobras [de retirada] de los soldados empezará muy rápidamente», precisó el militar.

Esta retirada representa un grave revés para el Kremlin. Jersón era la única capital regional que había caído en manos rusas, poco después del inicio de la ofensiva a fines de febrero.

Según el general Surovikin, Rusia organizará su línea de frente en la otra margen del Dniéper.

Las tropas rusas ya se habían visto obligadas a retirarse de la región de Járkov en septiembre.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *