El ejército surcoreano indicó este jueves que Corea del Norte realizó al menos dos disparos de misiles balísticos, uno de los cuales provocó llamadas a refugiarse en una isla surcoreana y en las regiones septentrionales de Japón.

En sendos comunicados separados por alrededor de una hora, el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur informó del lanzamiento de al menos dos misiles balísticos no identificados hacia el mar del Japón.

Estos disparos ocurren un día después de que el país comunista lanzará más de 20 proyectiles, uno de los cuales cayó en aguas territoriales surcoreanas.

El gobierno japonés denunció inicialmente que el primer misil había sobrevolado su territorio y lanzó un aviso especial a los residentes de las regiones septentrionales para refugiarse y no salir a la calle. Sin embargo, el Ministerio de Defensa rectificó después y señaló que el proyectil no cruzó su territorio, sino que se perdió en el mar del Japón que se extiende entre el archipiélago y la península de Corea.

Los medios surcoreanos informaron que las sirenas de ataque aéreo se activaron en la isla oriental surcoreana de Ulleungdo, cuyos residentes fueron llamados el miércoles a refugiarse por un misil que cruzó de facto la frontera marítima entre las dos Coreas.

La agencia de noticias surcoreana Yonhap señaló que las sospechas apuntan a un misil de medio o largo alcance.

Dado que el misil estuvo «acompañado por avisos de evacuación, esto sugiere con firmeza el lanzamiento de un misil de alcance intermedio o un misil intercontinental a pleno alcance», dijo Chad O’Carroll, de la web especializada NK News radicada en Seúl.

«El segundo podría ser muy preocupante para algunos si alcanzó con éxito una distancia significativa», añadió.

El 4 de octubre, Corea del Norte disparó un misil que sobrevoló Japón y provocó alertas de evacuación del gobierno. Era la primera vez desde 2017 que un proyectil norcoreano pasaba por encima del archipiélago nipón.

El régimen de Pyongyang dijo después que estaba probando un «nuevo tipo de misiles balísticos tierra-tierra de alcance intermedio» y que, junto a otros ensayos, eran «ejercicios nucleares tácticos» que simulaban un ataque sobre Corea.

Esta serie de lanzamientos coincide con el despliegue de las mayores maniobras militares aéreas realizadas jamás por Estados Unidos y Corea del Sur, con cientos de aviones movilizados por ambos lados.

Corea del Norte dijo que eran «unos ejercicios militares agresivos y provocadores» contra su país.

El país dirigido por Kim Jong Un multiplicó sus ensayos militares este año, con un récord de pruebas, y cambió recientemente sus leyes para declarar como «irreversible» su arsenal atómico, descartando así la posibilidad de negociar una desnuclearización.

Estados Unidos y Corea del Sur llevan meses advirtiendo de que Kim prepara un nuevo ensayo nuclear, que sería el primero del país desde 2017.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *