Autoridades chinas afirmaron el miércoles que el crecimiento continuaba siendo una prioridad y que seguirían adelante con las reformas, en un aparente intento de calmar a quienes temen que no se defienda a la economía, en el inicio de un nuevo mandato de Xi Jinping y cuando las estrictas restricciones por el COVID pasaban factura a la segunda economía mundial.

En entrevistas pregrabadas para la Cumbre de Inversión de Líderes Financieros Globales en Hong Kong, altos funcionarios del banco central y de los reguladores de valores y bancarios de China dijeron a su audiencia, a través de una conexión de video, que China mantendría estables su moneda y sus mercados inmobiliarios, y que seguía comprometida con una estrategia económica favorable al crecimiento.

“Los inversores internacionales deberían leer con más atención el informe de trabajo que el presidente Xi presentó” en el congreso, dijo Fang Xinghai, vicepresidente de la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC).

“Allí volvió a insistir en la centralidad del crecimiento económico en toda la labor del Partido y del país, y eso es muy significativo”, lo que demuestra que China está plenamente centrada en el crecimiento, dijo.

Sin embargo, los nuevos confinamientos por el COVID están pesando mucho en la actividad empresarial, la confianza de los consumidores y los mercados financieros de China, lo que se suma a una fuerte desaceleración de la economía mundial por el aumento de la inflación y de las tasas de interés.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *