Las remesas hacia México registraron en julio el mayor monto del que se tiene registro para cualquier mes de cualquier año con el que se compare. El flujo de este tipo de recursos sumó 5 mil 296 millones de dólares, un incremento de 16.5 por ciento respecto a lo reportado en el mismo periodo del año pasado.

Datos del Banco de México exhiben que también los 32 mil 812 millones de dólares que llegaron al país a través de transferencias familiares son el monto más alto para un periodo similar, enero a julio, y refleja un crecimiento de 16.4 por ciento frente al mismo periodo de 2021.

El avance de las remesas se da pese al deterioro de las expectativas de crecimiento mundial, derivado de la acelerada inflación; y en particular, de la situación en Estados Unidos —principal origen de las remesas que llegan a México— y cuya actividad ha sido negativa al tiempo que incrementa su política monetaria.

En el opuesto, las remesas enviadas por residentes en México al exterior se situaron en 90 millones de dólares durante julio, una caída de 5.3 por ciento anual; y en el acumulado desde enero sumaron 644 millones de dólares, cifra 12.9 por ciento mayor a la del periodo comparable del año pasado.

Como resultado, el superávit de la cuenta de remesas de México con el resto del mundo fue de 5 mil 207 millones de dólares y acumula un saldo de 32 mil 169 millones de dólares desde enero.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *