El incremento general de precios al consumidor en México siguió escalando en julio hacia nuevos máximos en 22 años, revelaron datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ante presiones en los alimentos, tanto procesados como bebidas, así como el continuo incremento en los precios agropecuarios y pecuarios, la inflación general anual en el país subió a 8.15 por ciento en julio de 7.99 por ciento en junio, su nivel más alto desde diciembre de 2000, pero también la inflación de julio de este año es la más elevada para un mismo mes desde 2000.

La inflación en México se mantiene al alza, por segundo mes consecutivo, ligeramente por arriba de lo anticipado por el consenso del mercado a tasa anual.

De acuerdo con datos de la última encuesta de Citibanamex, los participantes estimaron una inflación general anual de 8.13 por ciento.

En el reporte del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), el Inegi precisó que la inflación general mensual fue de 0.74 por ciento en julio, con respecto a junio pasado (0.84 por ciento), ubicándose nuevamente por encima del estimado del consenso del mercado de 0.72 por ciento.

En los últimos 12 meses, la presión sobre los precios al consumidor en México provienen de productos que son indispensables para la ciudadanía como los alimentos, con un alza anual de 12.09 por ciento anual; las mercancías, 10.07 por ciento; los agropecuarios, 16.05; pecuarios, 15.96 por ciento; restaurantes y hoteles, 10.25 por ciento; bienes y servicios diversos, que incluye productos y servicios de cuidado personal, relojes, maletas, seguro de automóvil, servicios funerarios y profesionales, entre otros, un aumento interanual de 9.12 por ciento, entre los principales.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *