La economía de Estados Unidos se contrajo nuevamente en el segundo trimestre de 2022 en medio de un agresivo endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal para combatir la alta inflación, lo que podría avivar los temores del mercado financiero de que la economía ya estaba en recesión.

El Producto Interno Bruto cayó a una tasa anualizada del 0.9% el trimestre pasado, dijo el jueves el Departamento de Comercio en su estimación anticipada del PIB. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el PIB se recuperaría a una tasa del 0,5%.

Las estimaciones oscilaron entre una tasa de contracción del 2.1% y un crecimiento del 2.0%. La economía se contrajo a un ritmo del 1.6% en el primer trimestre.

La segunda caída trimestral consecutiva del PIB cumple con la definición estándar de recesión.

El crecimiento del empleo promedió 456,700 por mes en el primer semestre del año, lo que está generando fuertes aumentos salariales. Aún así, los riesgos de una recesión han aumentado. La construcción y ventas de viviendas se han debilitado, mientras que la confianza de las empresas y los consumidores han caído en los últimos meses.

La Casa Blanca está rechazando enérgicamente hablar sobre recesión cuando busca calmar a los votantes antes de las elecciones de mitad de periodo del 8 de noviembre, que decidirán si el Partido Demócrata del presidente Joe Biden retiene el control del Congreso del país.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *