La severa sequía que azota al estado causa estragos en el sector agrícola, pues a la fecha sólo se ha sembrado 14 por ciento de una superficie de 460 mil hectáreas destinadas al cultivo de frijol, cuando el periodo oficial para ello vence este martes.

Más de 100 mil campesinos frijoleros verán gravemente afectados los rendimientos de sus cosechas o incluso registrarán pérdidas por la escasa producción del grano.

El sector pecuario de la entidad padece también los efectos del prolongado estiaje. Cientos de bordos de abrevadero y pequeñas presas están prácticamente secos y los animales tienen muy poco pasto y agua.

Zacatecas posee un hato de 600 mil cabezas de ganado mayor y 300 mil cabezas de ganado menor. Ante ese escenario, los ganaderos han comenzado a llevar con cierta urgencia sus animales al rastro, antes que verlos morir de hambre y sed.

Jesús Padilla Estrada, titular de la Secretaría del Campo de Zacatecas, explicó en entrevista que sólo ha llovido con cierta regularidad en el sureste del estado, en la zona de los cañones de Tlaltenango y Juchipila, colindantes con Jalisco y Nayarit, donde se produce principalmente maíz.

“El principal producto, económica y socialmente hablando, es el frijol”, admitió el funcionario, quien precisó que en la región frijolera, que comprende los municipios de Sombrerete, Juan Aldama, Miguel Auza, Río Grande, Saín Alto y Nieves –en el noroeste de la entidad, en los límites con Durango– “lamentablemente hoy tenemos apenas 14 por ciento de siembra”.

Subrayó que esta situación es grave, pues según las recomendaciones técnicas de los expertos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, “las fechas óptimas de siembra vencen el 26 de julio. Si se hace después de esa fecha, se está en riesgo de que ocurran heladas tempranas y ya no se produzcan los mismos rendimientos, o nada”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *