La inflación en la primera quincena de julio fue de 8.16 por ciento a tasa anual, debido al incremento en los precios de productos agropecuarios y las tarifas eléctricas, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La medición anual Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) no sólo sumó 33 quincenas por arriba del objetivo del Banco de México (BdeM), que es 3 por ciento con un intervalo de un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo, sino que superó la barrera de los 8 puntos porcentuales.

En el periodo de referencia, la inflación avanzó 0.43 por ciento con respecto a la segunda quincena de junio.

Al interior, el índice no subyacente, que muestra el comportamiento de los productos con mayor volatilidad como los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno y los agropecuarios, aumentó 0.68 por ciento, por lo que su medición anual se ubicó en 9.96 por ciento.

La inflación subyacente fue de 7.56 por ciento respecto a la primera quincena de julio del año pasado, pues avanzó 0.34 por ciento frente al periodo anterior inmediato.

Los precios de los productos agropecuarios avanzaron 1.22 por ciento a tasa quincenal, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se incrementaron 0.23 por ciento.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *