Los cuerpos de Yovani, Jair y Misael, tres de los migrantes que murieron dentro de un tráiler en San Antonio, Texas, llegaron esta madrugada al pueblo de San Marcos Atexquilapan, en el municipio de Naolinco, Veracruz, donde fueron recibidos por sus familiares y amigos para iniciar sus funerales.
Los cuerpos de los hermanos Jair y Yovani Valencia Olivares, de 19 y 16 años; y de su primo Misael Olivares, también de 16; llegaron al pueblo zapatero en dos carrozas fúnebres, luego de que los pobladores y familiares de las víctimas juntaron donativos para realizar el funeral.

Repatrian cuerpos de ocho migrantes mexicanos muertos en tráiler de Texas Los pobladores salieron a recibir los cuerpos y acompañarlos hasta sus casas, en medio del llanto y gritos de dolor por parte de las madres y hermanos de las víctimas, que opacaban la música que tocaban bandas de San Pedro Tonayan y Zorros de Xalapa.

«No lo puedo aceptar», susurraba Yolanda Valencia, la madre de los dos hermanos, mientras esperaba la llegada de los féretros.  La mujer, casi sin fuerzas, aseguraba sin embargo que había que «echarle ganas» a la vida, «tratar de luchar para que los sueños que ellos tenían se hagan realidad (…) ¿Cómo? No lo sé», indicó. Las mujeres limpiaban hojas de plátano para los tamales, otras los cocinaban y los hombres acarreaban sillas de unas casas a otras mientras los más jóvenes, amigos y primos de las víctimas, preparaban un mural con sus fotos adornado con flores.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *