Al detallar los objetivos de su gira por Washington, el presidente Andrés Manuel López Obrador definió que los principales temas a abordar serán la migración, las acciones para enfrentar la coyuntura inflacionaria y la seguridad. Subrayó que se pretenden alcanzar acuerdos que beneficien a ambos pueblos sobre la base de la soberanía, porque existe una relación de respeto, ajena a aquellos acuerdos que permitieron el ingreso legal de armas a México, con el operativo Rápido y Furioso, que costó vidas.

“Ya no se permite. Hay cooperación, se respeta la soberanía de México. Así lo ha entendido el presidente Joe Biden. Tenemos que reconocer y agradecer. No tenemos ningún problema, espero que el resultado sea bueno para nuestros pueblos porque es muy importante mantener una buena relación con nuestros vecinos, mantener una política de buena vecindad”, dijo.

López Obrador sostendrá el miércoles un encuentro con integrantes de la iniciativa privada de ambos países, que organizó el Consejo Coordinador Empresarial, donde participarán también el presidente Joe Biden y funcionarios del gobierno estadounidense.

Además del encuentro de mañana con Biden en la Casa Blanca, el mandatario rendirá homenajes a dos personajes de la historia estadounidense: el presidente Franklin Delano Roosevelt, a quien definió como el mejor dirigente de ese país por sus acciones respetuosas hacia México y al dirigente social Martin Luther King.

“Nos unen historia, una frontera, de 3 mil 180 kilómetros. Nos une el tratado comercial y tenemos una relación económica muy importante. Somos segundos socios de Estados Unidos en el mundo, después de Canadá. Estamos hablando de un intercambio comercial permanente. Y además por la crisis económica actual, la inflación, México es un país con muchas oportunidades para la inversión. Ya se está viendo que está llegando mucha inversión extranjera a México, como nunca. Se están fortaleciendo las relaciones económicas y comerciales con Estados Unidos”, señaló.

Cuestionado sobre si México replanteará la participación de la Administración de Control de Drogas en Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), reconoció que personal de esa dependencia estadunidense mantiene su actividad en México pero sobre otro marco legal y rindiendo informes de su actuación a la autoridad local, sobre la base de que no pueden actuar por su cuenta ni ordenar acciones al gobierno mexicano.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *