La Corte Suprema de Estados Unidos decidió anular el fallo del Roe vs. Wade, que permitía el derecho al aborto en Estados Unidos, algo que estaba prevista debido a la publicación del borrador sobre la decisión, impulsada por el ala conservadora.

El fallo, que decidía sobre la ley contra el aborto en Misisipi, obligara a que los estados —ya sean gobernados por demócratas y republicanos— tanto a proteger ese derecho, como prohibirlo por completo. Se espera que con esta decisión, hasta 22 estados gobernados por republicanos decidan prohibirlo, cerrando clínicas y persiguiendo a mujeres que lo practiquen. Tras la decisión, se esperan protestas a las afueras de la Corte Suprema, y un pronunciamiento del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenando el fallo; mientras que los republicanos celebrarán la decisión.

El tribunal, en un fallo de 6-3, impulsado por su mayoría conservadora, confirmó una ley de Misisipi respaldada por los republicanos que prohíbe el aborto después de las 15 semanas.

Los jueces sostuvieron que la decisión del caso Roe vs. Wade, que permitía los abortos realizados antes de que un feto fuera viable fuera del útero -entre las 24 y 28 semanas de embarazo-, fue errónea porque la Constitución de Estados Unidos no menciona específicamente el derecho al aborto.

En mayo se filtró un borrador de la sentencia en el que se indicaba que el tribunal probablemente anularía Roe vs. Wade, lo que provocó una tormenta política. Desde entonces la situación era tensa en las inmediaciones del alto tribunal, acordonado por las fuerzas de seguridad para mantener a distancia a los manifestantes. 

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *