La Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, determinó ayer el mayor incremento en 28 años de su tasa de interés de referencia. Con la medida busca contener la inflación en el país, que actualmente es la mayor en cuatro décadas. Pero, de acuerdo con analistas económicos, el alza –que encarece el costo del financiamiento para empresas y familias– llevará a descarrilar el crecimiento de la principal economía del mundo o, incluso, la encamina a una recesión el próximo año

Aunque no es la intención del banco central estadunidense este escenario económico, “no será posible salir de una elevada inflación, sin que la Fed rompa algunos platos”, coincidieron analistas.

La Fed, presidida por Jerome Powell, respondió ayer con “contundencia”, al elevar su tasa de referencia, la que determina el costo del crédito al que se financian empresas y personas, en 0.75 puntos porcentuales, incremento que no se veía desde el 15 de noviembre de 1994, a un nivel rango objetivo para las tasas de fondos federales de 1.5 a 1.75 por ciento.

La tasa de referencia de la Fed, que acumuló tres aumentos consecutivos, no es importante sólo para Estados Unidos, sino para el mundo, debido a que la mayoría de los países, incluyendo a México, se han endeudado en dólares y, al subir las tasas de interés, inmediatamente sube el costo del financiamiento de las economías.

La autoridad monetaria estadunidense revisó a la baja el PIB de 2.8 a 1.7 por ciento para 2022; prevé una inflación de 5.2 por ciento en lugar del 4.3 por ciento previo; mientras para la tasa de fondos federales sube la estimación de 1.9 a 3.4 por ciento a finales de este año.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *