Con el asesinato del suboficial de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas, Jesús Manuel Marín Gutiérrez, el pasado sábado, suman ya 25 los policías privados de la vida en esa entidad durante lo que va de 2022, detalló Adolfo Marín Marín, secretario de Seguridad Pública.

En entrevista , el militar en retiro precisó que “de acuerdo con las estadísticas con las que contamos en la Secretaría de Seguridad Pública en lo que va del año, en cobardes agresiones lamentablemente en el estado han perdido la vida 25 elementos policiales, seis de ellos son policías estatales, 14 policías municipales, dos efectivos de la Metropol, dos viales y un elemento de la policía penitenciaria”.

En tanto, el registro de policías asesinados de la organización “Causa en común”, Zacatecas encabeza la lista de entidades donde más policías han perdido la vida en México a consecuencia de atentados letales durante 2022. Ante este panorama, las autoridades zacatecanas no explicaron por qué los están matando, a pregunta expresa de las causas de estos homicidios, Marín Marín se limitó a explicar que lo están analizando.

“Cada vez que nos acribilla, asesinan a un elemento, no solamente de la policía, de cualquier índole, siempre tratamos de analizar cuál ha sido los orígenes en cada uno de los casos, siempre analizamos, siempre con la infraestructura con la que contamos de inteligencia analizamos incluso en la misma Mesa de Construcción de Paz y Seguridad todos aquellos aspectos que dan origen a esta situación y en base a eso reorientamos, buscamos, tratamos siempre de lograr de que eso llegue a una investigación más profunda para tratar de lograr detener a los infractores”.

Las autoridades tampoco informaron si cuentan con algún protocolo u operativo especial para brindar seguridad a los policías o para enfrentar sin bajas a los delincuentes, sobre todo porque la mayoría de ellos han sido asesinados cuando están en su día de descanso.

v Al respecto, quienes han sido objeto de emboscadas, aseguran que a las autoridades no les interesa la vida del policía, incluso quienes por recomendación médica deberían estar en labores administrativas a consecuencia de sus lesiones, siguen siendo enviados a trabajo de campo, Raúl Fernández, comandante de la Policía Estatal Preventiva y sobreviviente a dos atentados y varios enfrentamientos denunció que “ahí el doctor recomendaba que por mi enfermedad, que yo necesitaba estar en una oficina, en un lugar más relajado y no, ante esa negativa yo seguí laborando y he tenido más enfrentamientos y de los señores lo único que recibimos… ni siquiera hemos recibido atención psicológica, ni siquiera hemos recibido un trato digno, a ellos no les preocupa si el policía come, si el policía duerme, si el policía está bien remunerado”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *