El modelo neoliberal, aplicado sin corrupción, “no sería del todo malo”, sostuvo este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero recalcó que cualquier modelo económico, con el agravante de la corrupción, no sirve de nada

Durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal fue cuestionado sobre protestas de agrupaciones y habitantes de Aguascalientes ante presuntos casos de agua contaminada, producto del proceso de privatización del servicio de distribución del líquido.

El Congreso de Querétaro aprobó la semana pasada un modelo similar, con la participación de empresas privadas.

López Obrador explicó que en el caso del agua es una decisión soberana de los gobiernos de los estados, con el aval de los Congresos locales, por lo que el gobierno federal no puede intervenir. Sólo podría actuar en caso de la existencia de manantiales o aguas federales que tienen que ver con la administración de Conagua.

“Mi recomendación es que se tenga mucho cuidado, no es malo per se el que una empresa administre la distribución del agua, lo que sucede por lo general es que hay corrupción. La variable, dirían los tecnócratas: corrupción. Es lo que lo echa a perder todo. Si hay corrupción funciona mal el servicio público estando privatizado o en manos de las dependencias gubernamentales, lo que hay que evitar es la corrupción”

Tras reiterar que se ha pronunciado en distintas ocasiones por colocar a este delito como el principal problema del país, agregó que “cuando se habla del modelo neoliberal, he llegado a sostener que si el modelo neoliberal se aplicara sin corrupción, no sería del todo malo. Es que se puede tratar del modelo económico más perfecto, pero con el agravante de la corrupción no sirve nada. Entonces, el fondo es ese, el que impera la corrupción”.

Además, apuntó que tras quejas de trabajadores de Capufe, pidió un informe a su titular sobre los procesos de recontratación y, dijo, “me convenció que había corrupción en las casetas, no en todas, me presentó pruebas… de que cobraban y no ingresaba el dinero, y me demostró que a partir de los cambios aumentó considerablemente el ingreso de Capufe”.

Las acciones en este renglón, añadió, no tienen que ver con los derechos de los trabajadores e insistió que la mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo, “pero la corrupción en algunos casos sí afecta, es como lo he dicho, más que una pandemia, una peste, que debemos de terminar”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *