El incremento en los rendimientos de bonos de Estados Unidos podrá dar mayor estabilidad a los mercados, en donde la mayor parte de la atención seguirá en los resultados trimestrales corporativos.

Así, el peso mexicano inicia la sesión de este miércoles con una apreciación de 0.26 por ciento, cotizando alrededor de 20.0577 pesos por dólar. Es una de las divisas emergentes que presenta menores ganancias frente al dólar, sin datos económicos en la agenda, pero considerando la depreciación del dólar index.

El índice del dólar, el DXY, que mide el comportamiento de las principales divisas frente a la moneda de Estados Unidos, amanece con una depreciación de 0.47 por ciento, pero se mantiene en niveles máximos durante 2022, a 100.487 puntos, y a la espera de conocer algunos datos del sector vivienda.


Ciudad de México.
 El incremento en los rendimientos de bonos de Estados Unidos podrá dar mayor estabilidad a los mercados, en donde la mayor parte de la atención seguirá en los resultados trimestrales corporativos.

Así, el peso mexicano inicia la sesión de este miércoles con una apreciación de 0.26 por ciento, cotizando alrededor de 20.0577 pesos por dólar. Es una de las divisas emergentes que presenta menores ganancias frente al dólar, sin datos económicos en la agenda, pero considerando la depreciación del dólar index.

El índice del dólar, el DXY, que mide el comportamiento de las principales divisas frente a la moneda de Estados Unidos, amanece con una depreciación de 0.47 por ciento, pero se mantiene en niveles máximos durante 2022, a 100.487 puntos, y a la espera de conocer algunos datos del sector vivienda.PUBLICIDAD

El rendimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años registra su primer descenso en cinco días, al bajar a 2.89 por ciento; el bono alemán con mismo vencimiento baja a 0.85 por ciento.

Destaca en la jornada que el yen japonés cayó por 13 días seguidos, registrando su peor racha perdedora desde al menos 1971, al caer a un nuevo mínimo de 20 años frente al dólar. Los operadores apuestan a una mayor divergencia entre las tasas de interés de Estados Unidos y Japón, con la de este último en mínimos.

Aunque los mercados dan por descontado ya dos subidas de 0.50 por ciento de la Reserva Federal (Fed) en las próximas reuniones de mayo y junio, aún el banco central puede dar la sorpresa.

Los futuros del crudo estadunidense WTI suben 0.89 por ciento a 102.97 dólares por barril, después de la caída de más de 5.0 por ciento de ayer, ya que la API informó que los inventarios de crudo de Estados Unidos disminuyeron en alrededor de 4.5 millones de barriles la semana pasada. Esta sería la mayor caída desde principios de febrero. Por su parte, el Brent avanza 0.73 por ciento a 107.98 dólares.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *