Tras abstenerse de la votación que terminó por expulsar este jueves a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México aseguró que tal medida no conseguirá una solución al conflicto armado que ese país enfrenta con Ucrania desde mediados de febrero, y que tiene a la comunidad internacional en vilo.

“Las estructuras multilaterales que se fortalecen mediante la inclusión, no a través de la exclusión. Excluir, suspender, no es la solución”, explicó el representante permanente de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, al respecto de la decisión mexicana de abstenerse de la votación.

En su intervención, refrendó la convicción de México de que, aún en medio de la guerra, deben mantenerse todos los canales de diálogo con las autoridades de la Federación de Rusia. Y explicó que, esto no debe hacerse sólo para que las autoridades rusas cooperen con el conjunto de mecanismos que integran el sistema universal de protección de los derechos humanos, sino para insistir en la urgente necesidad de encontrar en el diálogo la solución diplomática que restaure la paz en Ucrania.

“La permanencia o no de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos no constituye un factor que la exima o que le imponga obligaciones bajo el derecho internacional”, reiteró. A nombre de México, se pronunció respecto a que, en medio de la guerra, el punto central que deben perseguir los organismos multilaterales, en especial las Naciones Unidas, es llevar ante la justicia a quienes resulten responsables y no suspender a un Estado de su pertenencia al órgano subsidiario de la asamblea.

“México está a favor de que la rendición de cuentas se practique regularmente en todo el sistema de las Naciones Unidas. Necesitamos más transparencia, sí, pero para ello necesitamos también más cooperación más diálogo y mejores prácticas”, dijo.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *