Sin embargo, más allá de una cuarta dosis, el CEO de la empresa farmacéutica explicó que están intentando crear una nueva vacuna que resguarde a la población “contra todas las variantes, incluida Ómicron, pero que pueda proteger durante al menos un año”.

Bourla informó que Pfizer ya está presentando estos datos a la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés), con el fin de conocer la opinión de otros expertos.

Las deducciones del laboratorio Pfizer concuerdan con algunas tendencias que han sido observadas por algunas de las autoridades sanitarias, como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, que recientemente estudiaron la eficacia de la vacuna durante la ola de Ómicron y llegaron a la conclusión de que ésta había disminuido al 66% entre aquellos que habían recibido una tercera dosis de una de las vacunas de ARNm, durante los últimos cuatro o cinco meses.

Asimismo, Bourla mencionó que es muy probable que los niños y niñas menores de cinco años de Estados Unidos puedan ser vacunados en el mes de mayo, “si todo funciona acorde el plan”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *