Al menos 75 mil mujeres marcharon en el Día Internacional de la Mujer en la Ciudad de México con el objetivo de exigir un alto a la violencia de género, con consignas como “Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, “hay que abortar este sistema patriarcal” y “el sistema opresor es un macho violador”.

El secretario de Gobierno, Martí Batres, afirmó que el país “vivió una importante marcha” que fue posible por la determinación de 75 mil mujeres de marchar en paz y por la acción del gobierno para proteger a las manifestantes.

La subsecretaria de Seguridad, Marcela Figueroa, informó que hubo cerca de 40 atenciones médicas por deshidratación y golpes de calor.

Detalló que solo ocho personas fueron trasladadas al hospital para su atención médica, una de ellas fue una policía agredida en el rostro con un picahielos. Dos mujeres más requirieron atención por destruir una estructura de vidrio de la estación del metro Hidalgo.

Aunque hubo varios contingentes, la marcha principal inició en el Ángel de la Independencia, donde miles de mujeres vestidas con prendas de color mayoritariamente morado -entre ellas activistas, familiares de víctimas de feminicidios y desaparecidas– se congregaron para mostrar su indignación por la falta de políticas adecuadas para lograr una vida libre de violencia.

Previamente, las autoridades capitalinas habían anticipado una marcha “muy violenta” y, durante la protesta, llegaron a requisar desde martillos a cohetes y mazos. También habían identificado a grupos que llegaron a fabricar cócteles molotov.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *