peso mexicano arrancó la semana con una depreciación de 2.02 por ciento frente al dólar, equivalente a 42.29 centavos, su peor caída desde mediados de marzo de 2020, cuando se declaró la pandemia en México.


Ciudad de México.
 El peso mexicano arrancó la semana con una depreciación de 2.02 por ciento frente al dólar, equivalente a 42.29 centavos, su peor caída desde mediados de marzo de 2020, cuando se declaró la pandemia en México.

Lo anterior a consecuencia de que los mercados financieros mundiales arrancaron la semana contra las cuerdas, ante el cúmulo de información sobre la escalada en la invasión rusa a Ucrania que disparó el precio del petróleo y apreció al dólar a nivel global, toda vez que derribó a las bolsas de valores, mientras preocupa que Rusia tenga un incumplimiento de sus compromisos financieros.

En este contexto, de acuerdo con el Banco de México, la paridad peso-dólar operó entre un máximo de 21.33 unidades y un mínimo de 20.1300 unidades, toda vez que estuvo dentro de las monedas más depreciadas.

La divisa estadunidense tomó peso a nivel global a medida que la invasión de Rusia a Ucrania recrudece el escenario de la economía internacional, provocando un fuerte aumento en los precios del petróleo y la búsqueda de refugio.

Muestra de ello, es que el índice del dólar, el DX –que mide el dólar en una canasta con las principales monedas del mundo–, se expandió más de 0.40 por ciento y superó los 99 puntos.

Diez días de conflicto en Ucrania y las hostilidades ya superan las expectativas de todo el mundo, incluidos los analistas financieros. Los mercados esperaban un ataque exprés, con caídas súbitas de los mercados, pero con una recuperación rápida.

El petróleo WTI cerró la sesión cotizando en 119.93 dólares por barril, con un aumento de 3.67 por ciento, mientras el Brent aumentó 4.61 por ciento a 123.55 dólares por barril, ya que durante el fin de semana Estados Unidos anunció que se prohibiría la comercialización de petróleo ruso, movimiento que no fue acompañado por Europa.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *