Cambio de opinión en menos de 24 horas: bajo presión, el Comité Paralímpico Internacional (CPI) decidió finalmente este jueves la exclusión de los deportistas rusos y bielorrusos de los Juegos de Invierno, que arrancan este viernes en Pekín.

Después de haber examinado la situación generada por la invasión rusa de Ucrania, en la que colabora Bielorrusia, el CPI anunció el miércoles que los deportistas de los dos países podrían disputar los Juegos bajo bandera neutral, una decisión contra la que protestaron varios países.

El CPI explicó su cambio de opinión afirmando que muchos comités de países participantes, equipos y atletas habían amenazado con no competir si permitía la presencia de los rusos y bielorrusos, lo que «ponía en peligro la viabilidad» del evento.

«La situación en la villa olímpica está deteriorada y asegurar la seguridad de los atletas se ha vuelto imposible», añadió el Comité en la víspera de la ceremonia de apertura de los Juegos, que se celebrarán en la capital china hasta el 13 de marzo.

En una rueda de prensa, Andrew Parsons, el presidente del CPI, se dirigió a los 83 atletas de los dos países afectados. «Sentimos que os afecten las decisiones que vuestros gobiernos tomaron la semana pasada», declaró en referencia a la ofensiva iniciada por Moscú en Ucrania, con la cooperación de Bielorrusia. «Sois víctimas de los actos de vuestros gobiernos», añadió.

Su decisión inicial tomada el miércoles, por la que dejaba a los dos países participar, fue duramente criticada. «El hecho de no excluir a ambas delegaciones es incomprensible», había lamentado el presidente de la Federación alemana de deportes paralímpicos, Friedhelm-Julius Beucher. «Se argumenta en base a reglas mientras que en Ucrania se mata sin ninguna regla. Esta decisión es una muy mala señal», había añadido.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *