Hay un poder no legal, no legítimo, que se erige como grupo de presión para enfrentar los movimientos de transformación; son los potentados que se integran para atacar, calumniar, destruir, denunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una vez que bordó su denuncia, adelantó que “si es necesario se lo voy a plantear al presidente Joe Biden, porque toda la campaña en contra nuestra está siendo financiada por traficantes de influencia de México que vendían medicinas, empresarios que no pagaban impuestos y también por el gobierno de Estados Unidos, que da dinero a estas asociaciones, como la de Claudio X. González. ¡Eso es una actitud injerencista! Ningún gobierno extranjero debe intervenir en los asuntos del país”.

En su exposición ante los medios, efectuada en Tijuana, Baja California, con mordacidad, tocó la respuesta del INAI a su carta: “bueno, lo cierto es que yo ya presentía que iban a responder de esa manera”. Y de la decisión del INE respecto a los desplegados morenistas, ironizó: “qué se puede esperar del INE”.

El tabasqueño se prodigó al tocar la urdimbre del sector empresarial que lo ataca: “lo único que estamos planteando es que todos debemos de ejercer nuestra libertad de expresión y el derecho de réplica, porque hay un poder no legal, no legítimo, que se erige como grupo de presión para enfrentar los movimientos de transformación o de cambio, los movimientos en beneficio del pueblo, en contra de la corrupción.

“Inmediatamente los potentados conforman un poder mediático para atacar, calumniar, destruir. Entonces, lo que estamos planteando es que esos grupos de poder que utilizan medios de información y a periodistas den a conocer cuánto destinan a esas acciones y que estos periodistas famosos, que son alquilados para defender estos intereses y golpear a opositores, den a conocer cuánto ganan, porque obtienen muchísimo dinero, son mercenarios de alto rango. Porque no defienden al pueblo, eso es un cuento.”

Y los hilos de la denuncia los jaló para advertir que, “si es necesario, se lo voy a plantear al presidente Biden, porque toda la campaña en contra nuestra está siendo financiada por traficantes de influencias de México que en el pasado vendían medicinas y hacían jugosos negocios, empresarios que no pagaban impuestos y también por el gobierno de Estados Unidos, que da dinero a estos grupos como el de Claudio X. González y otros. “Eso es una actitud injerencista. Ningún gobierno extranjero debe intervenir en los asuntos de nuestro país, se debe de respetar nuestra soberanía. No somos colonia, no somos protectorado, somos un país libre, independiente, soberano y, además, yo represento una autoridad legal y legítimamente constituida, yo fui electo democráticamente, me eligió el pueblo.”

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *