El petróleo experimentó una caída el martes desde un máximo de siete años a cerca de 94 dólares por barril, luego de darse a conocer que algunas tropas en los distritos militares de Rusia adyacentes a Ucrania están regresando a sus bases, un movimiento que podría reducir las tensiones entre Moscú y Occidente.

La agencia de noticias Interfax de Rusia citó al Ministerio de Defensa diciendo que si bien los ejercicios de gran escala en el país continúan, algunas unidades de los distritos militares sur y occidente han completado sus ejercicios y comenzarán a volver a sus bases.

Tras el anuncio, el crudo Brent perdía 2,35 dólares, o un 2,4%, a 94,13 dólares por barril, mientras que el petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos bajaba 2,00 dólares, o un 2,1%, a 93,46 dólares.

“No hay premios por adivinar la fuerza impulsora detrás de este episodio de volatilidad”, dijo Stephen Brennock, de la corredora de petróleo PVM. “La crisis entre Rusia y Ucrania ha puesto al mercado energético en alerta máxima por posibles interrupciones en el suministro de energía ruso”.

Ambos referenciales del petróleo alcanzaron el lunes su nivel más alto desde septiembre de 2014, con el Brent tocando los 96,78 dólares y el WTI alcanzando los 95,82 dólares. El precio del Brent subió un 50% en 2021 debido a que la recuperación mundial de la demanda tras la pandemia de Covi-19 tensó la oferta.

La secretaria de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, dijo el martes que era muy probable que Rusia invadiera Ucrania, aunque el primer ministro Boris Johnson y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acordaron el lunes en una llamada que había una ventana crucial para la diplomacia.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *