El Banco de México (Banxico) elevó el jueves por sexta vez consecutiva su tasa de interés referencial para llevarla a un 6% en una decisión dividida, citando una mayor duración y magnitud de las presiones para la inflación.

Banxico dijo en un comunicado que las expectativas para las inflaciones anual general y subyacente para 2022 y 2023 “volvieron a incrementarse, mientras que las de mediano plazo disminuyeron ligeramente y las de largo plazo se han mantenido estables en niveles superiores a la meta”.

“La inflación global siguió aumentando, presionada por los cuellos de botella en la producción, la recomposición del gasto hacia mercancías, los elevados precios de alimentos y energéticos, así como la recuperación de algunos servicios. Esto generó expectativas de una reducción más acelerada del estímulo monetario a nivel global”, enuncia el comunicado.

El banco central también hizo referencia a la última decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de continuar reduciendo el ritmo de sus compras de activos y de un próximo incremento a la tasa de fondos federales. 

Entre los riesgos globales que citaron, destacan los asociados a la pandemia, las presiones inflacionarias, tensiones geopolíticas y ajustes a las condiciones monetarias y financieras.

“En los mercados financieros nacionales, el tipo de cambio se apreció y las tasas de interés aumentaron, principalmente las de corto plazo. La información oportuna indica que la actividad económica se contrajo ligeramente en el cuarto trimestre de 2021. Se mantuvieron amplias condiciones de holgura, con marcadas diferencias entre sectores”, expone el comunicado.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *