El peso mexicano se apreciaba este viernes y se encaminaba a registrar una ganancia acumulada en la semana, la segunda consecutiva, marcada por datos de la inflación de Estados Unidos y México además de un agresivo incremento de la tasa de interés referencial local.

La moneda doméstica cotizaba a 20.4254 por dólar, con un avance de 0.57 por ciento frente a los 20.5430 del precio de referencia de Reuters del jueves.

Banco de México (BdeM) elevó el jueves en 50 puntos base, a 6 por ciento, la tasa clave, como esperaba la gran mayoría del mercado, y revisó al alza sus proyecciones de inflación, que en se mantuvo elevada en especial la subyacente en enero, que se aceleró a su mayor nivel desde septiembre de 2001.

«La apreciación del peso se debe a la expectativa de que Banco de México probablemente seguirá subiendo su tasa de interés al ritmo que sea necesario para evitar que se contaminen las expectativas de inflación», dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico del grupo financiero local Base.

En tanto, los datos de los precios al consumidor de enero en Estados Unidos superaron las expectativas, reforzando las apuestas de que la Reserva Federal elevará el costo del crédito varias veces este año a partir de marzo.

Por otra parte, este viernes temprano se supo que la actividad industrial de México subió 1.2 por ciento en diciembre contra el mes anterior y creció 3 por ciento a tasa interanual.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.