El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos utilizará ‘perros robot’ para patrullar la frontera entre el país americano y México, una tecnología que ha recibido distintas críticas.

La Dirección de Ciencia y Tecnología (S&T, por sus siglas en inglés) informó que desarrolló el Programa vehículos de vigilancia terrestre automatizados (AGSV, por sus siglas en inglés) junto ​​con la compañía Ghost Robotics, especializado en el desarrollo de este tipo de sistemas, para proporcionar la tecnología a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de los EU.Gavin Kenneally, director de operaciones de Ghost Robotics, afirmó que el perro robot de 45 kg es un “cuadrúpedo resistente” capaz de atravesar “todo tipo de terreno natural, como arena, rocas y colinas, así como entornos construidos por humanos, como escaleras”.

De acuerdo con un comunicado difundido por el Departamento de Seguridad Nacional, el programa tiene como objetivo “multiplicar la presencia de CBP”, así como “reducir la exposición” de los agentes fronterizos “a peligros que amenazan la vida”. El departamento aseguro que es un “uso inteligente de los recursos”.

“Al igual que en cualquier otro lugar, tiene su comportamiento delictivo estándar, pero a lo largo de la frontera también puede haber contrabando de personas, contrabando de drogas, así como contrabando de otro contrabando, incluidas armas de fuego o incluso armas de destrucción masiva”, explicó el agente Brett Becker de la Equipo de Innovación de CBP (INVNT) en el comunicado.

Los robots fueron probados en El Paso, Texas, en la frontera internacional. Fueron equipados diferentes tipos de cámaras (de 360 ​​grados, térmicas, de visión nocturna, zoom, etc.) y sensores (químicos, biológicos, radiológicos, nucleares, etc.) que pueden transmitir video y datos en tiempo real.

El equipo de Long, junto con la Dirección de Sensores Electrónicos y Visión Nocturna del Ejército de EE. UU. (NVESD) probó su capacidad para controlarse desde una computadora portátil o un control remoto de mano, así como su movimiento sobre asfalto, pasto y colinas.

Además, se probaron sus habilidades para maniobrar en “ambientes hostiles, operar en espacios reducidos y no estar afectados por altas temperaturas, así como por condiciones de poco oxígeno”. Más tarde, en una zona desértica, los perros fueron programados para actuar como “centinelas simulados”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *